PuentesVolumen 13Número 5 • septiembre de 2012

La importancia de la región asiática en el Acuerdo de Asociación Transpacífica (TPP)


Discuss this articleShare your views with other visitors, and read what they have to say

Vinicio Sandi Meza*

Con el fin de aumentar las relaciones económicas entre Brunei, Chile, Nueva Zelanda y Singapur, el 3 de junio de 2005 se firmó el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP) también conocido como el Acuerdo P4. Su entrada en vigor sucedió el 1 de enero de 2006 como un Tratado de Libre Comercio, cuyo objetivo es liberalizar las economías de la región del Asia-Pacífico.

En 2008 se inició un proceso de ampliación del acuerdo, que permitió incorporar a cinco nuevos países: Australia, Estados Unidos, Malasia, Vietnam y Perú. Tres años después de este hecho y durante la Cumbre de Líderes del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC por sus siglas en inglés), celebrada  en Honolulu (Hawai, EE.UU.) en noviembre de 2011, se extiende nuevamente la invitación a otras naciones a fin de que países como Japón, México, Canadá y la República Popular de China (RPC) participaran en estas negociaciones.

Antecedentes: breve reseña y estado actual

Desde sus inicios, los cuatro países firmantes definieron objetivos estratégicos focalizados en tres aspectos: (a) establecer un Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica entre las Partes; (b) cubrir en particular las áreas comercial, económica, financiera, científica, tecnológica y de cooperación, y con el objeto de expandir e incrementar los beneficios de este Acuerdo la cooperación puede ser extendida a otras áreas de conformidad con lo acordado por las Partes; y (c) aspirar y/o apoyar el proceso de liberalización progresiva propuesta por APEC consistente con sus metas de que el comercio y las inversiones sean libres.

De la misma forma, se establecieron los siguientes objetivos específicos comerciales :

Cuadro 1. TPP: Objetivos comerciales (ver PDF

En el marco de este acuerdo, a la fecha se han desarrollado 14 rondas de negociación. La última tuvo lugar en Leesburg (Virginia , EE.UU.) del 6 al 15 de setiembre de 2012. Esta ronda fue significativa dados los notorios progresos alcanzados en áreas como Propiedad Intelectual (PI), laboral, acceso a mercados, reglas de origen, temas sanitarios y fitosanitarios, servicios financieros, inversión, compras del sector público, telecomunicaciones, asuntos legales y otros. De la misma forma se mantienen en la mesa de negociación los temas de acceso a mercados, ambiental, grupos de inversión, comercio de medicinas, barreras técnicas al comercio y comercio de servicios transfronterizos.

El TPP contexto global e importancia para la Región Asiática

Debido a la amplia cobertura de productos y disciplinas que incluye, el TPP es actualmente la negociación comercial más relevante y ambiciosa que existe en el plano global. En cifras, el acuerdo cubre más de 500 millones de habitantes, que representan cerca del 7% de la población mundial, así como el 26% del PIB global. Las compras al mundo alcanzan US$ 3,3 billones, que contabilizan el 18% de las importaciones mundiales y el 15% de las exportaciones mundiales.

La región asiática ha logrado posicionarse competitivamente a escala mundial debido a que para el resto del mundo representa un  importante foco de atracción de inversión extranjera directa (IED), sin obviar la facilidad para hacer negocios con otras regiones. Al respecto, el Informe “Doing Business” de 2012 posiciona a la zona de Asia Oriental y del Pacífico (incluidos más de 25 países) con una importante fortaleza institucional y de bajos costos para emprender  negocios. Esta situación, como se muestra en la figura 1, le otorga ventajas sobre otras regiones como América Latina y el Caribe, África Subsahariana, el Norte de África y Oriente Medio.


Figura 1.
Clasificación promedio en los grupos de indicadores de “Doing Business” (ver PDF).

Según el mismo informe, la región de Asia Central (Kazajistán, Uzbekistán, Kirguistán, Tijikistán y Turkmenistán) presenta un mayor fortalecimiento institucional aunque con grandes costos para hacer negocios, lo que se identifica como una debilidad. En el caso de Asia Meridional, que comprende los países de Afganistán, Bangladesh, Bután, Sri Lanka, India, Irán, Maldivas, Nepal y Paquistán, la situación difiere en comparación con sus vecinos de Asia Central, Oriental y Pacífico. La zona asiática meridional es altamente sensible en materia político/militar lo que, en cierta medida, ha socavado la estructura institucional (económica, comercial y financiera) durante gran parte de la historia de estos países. Pese a ello, es necesario destacar los avances realizados en los últimos años en reducción de la corrupción y el fortalecimiento de las estructuras democráticas, que puedan conllevar mejoras en los campos sociales, políticos, económicos, comerciales y financieros. El mayor ejemplo ha sido la India, que ha impulsado sus estructuras logísticas-productivas, liberalizado las fronteras comerciales con países como Afganistán y Pakistán, promovido la liberalización del sector minorista y además está captando un alto porcentaje de la IED proveniente de otros países de Asia, América (especialmente EE.UU.) y Europa. Indudablemente en los últimos años han ocurrido importantes avances en Asia para el mejoramiento de las instituciones y los procesos para la actividad empresarial.

En materia de competitividad global, el continente asiático agrupó los mercados más emergentes del mundo durante 2011 y 2012, con un crecimiento económico promedio del 6,5%, con aportes considerables de economías como la de Indonesia y la RPC más allá del 7%, e India por encima del 9%. La anterior situación fue diferente a la presentada en Europa y  EE.UU. durante los mismos años.

De igual forma, el Informe de Competitividad Global del 2011-2012 del Foro Económico Mundial relaciona este importante avance al fortalecimiento de las estructuras institucionales en materia económica y comercial, y su relación con el incremento de la competitividad y el crecimiento[1]. Por otra parte, el avance tecnificado en la infraestructura de puertos y aeropuertos, la calidad educativa, el mayor y mejor inversión en el campo de la tecnología y la innovación, la estabilidad macroeconómica, la calidad de la educación superior, la calidad y eficiencia de los mercados laborales, el desarrollo de los mercados financieros y la sofisticación de los negocios vuelven la región asiática en una de las más emergentes y competitivas de los últimos 20 años.

Valoración actual de los países asiáticos que integran el TPP

El TPP incluye cuatro economías ubicadas en Asia: Malasia, Singapur, Vietnam y Brunei, que a su vez pertenecen a la Asociación de Países del Sudeste de Asia (ASEAN por sus siglas en inglés). Este bloque regional incluye además otras importantes economías como Indonesia, Filipinas, Tailandia, Laos, Myanmar y Camboya. Junto a los cuatro miembros asiáticos del TPP, se incluye también en este análisis los dos miembros del TPP del Pacífico, Australia y Nueva Zelanda, ya que a pesar de su ubicación, mantienen un alto porcentaje de intercambio comercial, financiero y social con las economías asiáticas.

Los países de la ASEAN presentan características muy particulares, que van desde lo político y social hasta lo económico y comercial, las cuales tienen repercusión al momento de hacer negocios[2]. En términos poblacionales, según datos del Banco de Desarrollo Asiático (BDA)[3] y el Banco Mundial (BM)[4] (ver cuadro 2), los seis países analizados alcanzan un total aproximado de 148,7 millones de personas, equivalente al 3,8% de la población total del continente asiático, cerca del 29,7% de la población de los países del TPP y aproximadamente el 2,1% de la población mundial.

En relación al ingreso per cápita, Singapur, Australia, Nueva Zelanda y Brunei registran los más altos valores. Las diferencias en el ingreso, especialmente de los países asiáticos, tienen relación con las actividades productivas. Por ejemplo, la economía singapurense ha experimentado un rápido crecimiento de los servicios financieros y portuarios, así como de la alta tecnología, que generan el mayor aporte a la economía y el empleo. En Brunei, la actividad petrolera ha sido clave para que el país se posicione como uno de los más prósperos en la región junto con Singapur. Malasia, desde su independencia en 1957, ha trabajado en la equiparación del ingreso per cápita entre las etnia china, bumiputera e india. Las  actividades productivas más prominentes han sido la extracción de petróleo y la producción de palma aceitera y derivados, así como la alta tecnología[5]. Por último,  Vietnam ha vivido un importante crecimiento económico gracias a la atracción de IED y el sector de alta tecnología en los últimos cinco años.
Cuadro 2.
Indicadores económicos y de desarrollo Países de Asia en el TPP
(Incluye Australia y Nueva Zelanda), año 2011 (ver PDF)

Si se considera el crecimiento del producto interno bruto anual, en promedio, este grupo de países creció al ritmo de un 3,9% en el último año. Vietnam, Malasia y Singapur fueron los países con mayor crecimiento, con tasas de 5,9%, 5,1% y 5% respectivamente. Vietnam, Brunei, Singapur son los países asiáticos integrantes del TPP  con mayor crecimiento de las exportaciones, mientras que Vietnam y Singapur recibieron el mayor número de importaciones.  Esta situación se debe al dinamismo que ha sufrido la región en los últimos 10 años como resultado de las mejoras en infraestructura física, social y tecnológica, que les ha permitido atraer mayor IED. Además, el fortalecimiento de sectores productivos propios como la extracción de petróleo, la agricultura, la alta tecnología y el turismo, entre otros, y la implementación de programas/políticas/incentivos institucionales en apoyo de las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) han sido vitales para el reforzamiento de la economía interna.

En materia de facilidad para hacer negocios, y retomando el Reporte “Doing Business” del 2012, Singapur se ubica en el primer lugar, Nueva Zelanda en la tercera posición, Australia y Malasia en los puestos 15 y 18 respectivamente, y Brunei y Vietnam en las plazas 83 y 98. En términos generales, 11 países del Asia-Pacífico, considerando a los EE.UU, Canadá, Nueva Zelanda y Australia, se encuentran dentro de las primeros 30 países con mayor facilidad para emprender negocios.

El TPP y el acceso al mercado de Asia: consideraciones finales

Las cuatro economías de Asia, además de Nueva Zelanda y Australia en el Pacífico, que integran el TPP, conforman un mercado con una población elevada y con alto crecimiento poblacional en países como Malasia, Brunei y Vietnam. .De la misma forma, el ingreso per cápita es relativamente alto y en economías como Vietnam y Malasia se trabaja en iniciativas económicas, financieras y comerciales para alcanzar ingresos similares a los países más desarrollados para el año 2020.

En términos de crecimiento económico, aumento de las exportaciones e importaciones, los números han sido positivos pese a las crisis económicas y financieras que ha enfrentado la economía mundial en los últimos años. Es oportuno señalar que las relaciones económicas regionales entre los mayores socios comerciales de Asia - la RPC, India, Japón y Corea del Sur - han sido fundamentales para que, durante los ciclos recesivos financieros, económicos y comerciales ocurridos en el mundo durante los últimos cinco años, la región se haya mantenido estable en materia económica, financiera y comercial. .

Los beneficios comerciales y económicos que se puedan derivar del TPP no sólo provienen de los socios asiáticos y del Pacífico que actualmente lo integran, sino de otras oportunidades tales como: (1) la consolidación de la facilitación del comercio y la cooperación económica entre los miembros de la APEC; (2) la importancia del acceso al mercado de la ASEAN; y (3) el aprovechamiento del comercio con economías emergentes de Asia tales como la RPC (Asia Oriental) y la India (Asia Meridional).

Desde sus inicios, el TPP ha basado su trabajo en la reafirmación de sus compromisos con los Principios de APEC para el Fomento de la Competencia y de la Reforma de las Reglamentaciones. Ello con miras a proteger y promover el proceso competitivo y el diseño de una reglamentación que reduzcan al mínimo las distorsiones a la competencia. Asimismo, las Partes aspiran a apoyar el proceso de liberalización progresiva en APEC, consistente con sus metas de que el comercio y las inversiones sean libres. Esta facilitación del comercio y las inversiones, el aumento de la competitividad, la eliminación de las distorsiones a la competencia, sobre las cuales trabaja el TPP, definitivamente conducirán en un futuro cercano a la estructuración de uno de los mayores mercados a escala mundial. Ante ello es importante destacar que ya existen dentro del TPP nueve de las 21 economías que componen el APEC, y tras la invitación realizada a países como Canadá, México, Japón y la RPC para integrarse a las negociaciones, aumentará considerablemente la relevancia de este acuerdo a escala global.

En relación con los países de la ASEAN, sin duda  el TPP se convierte en una puerta de entrada a un mercado de más 500 millones de habitantes que incluye, además de Malasia, Brunei, Singapur y Vietnam, otros países como Tailandia, Indonesia y Filipinas. La región presenta mercados emergentes claves en el funcionamiento de la economía asiática tales como Singapur, Indonesia, Malasia, Tailandia, Vietnam y Filipinas. De la misma forma, la ASEAN ha extendido sus lazos comerciales hacia el Pacífico con la implementación del “ASEAN-Australia-New Zealand Free Trade Agreement” y con el Asia Oriental debido  a la ampliación de la ASEAN+3, que incluye a Japón, Corea del Sur y la RPC. Sumado a esto, la implementación del Tratado de Libre Comercio entre ASEAN y  la RPC vuelven a la  ASEAN una región con un mercado altamente atractivo para invertir, comerciar y hacer crecer los negocios competitivamente.

Por otro lado, los avances del Área de Libre Comercio entre la ASEAN y la India, cuyo Acuerdo Comercial se firmó en 2009, con un mercado que incluye más de 1.700 millones de potenciales consumidores, y una producción total de más de US$ 2 billones al año, además de la reducción de cerca del 80% de los aranceles, consolidaría un proceso dinamizador de crecimiento sostenido entre la ASEAN y la India. Estas condiciones convierten a la ASEAN en un puente fundamental para el acceso hacia el próspero mercado de la India en el Asia Meridional.

Bajo ese contexto, se pueden enumerar tres puntos a tomar en cuenta para los países latinoamericanos:

Primero, la región asiática presenta muchas particularidades políticas, sociales, económicas y comerciales que exigen una mayor profundización y entendimiento debido a su repercusión al momento de hacer negocios. Para los países latinoamericanos dentro del TPP, es fundamental considerar la relación estrecha que existe entre política-cultura-comercio en Asia con el fin de establecer negocios y relaciones comerciales más duraderas y beneficiosas en el tiempo.

Segundo, la emergencia de las economías asiáticas, especialmente las que integran el TPP, ha estado basada en su competitividad y en procesos productivos más innovadores y tecnificados. Estos países cuentan con mano de obra bien preparada e infraestructura física desarrollada; asimismo, han implementado incentivos, programas y políticas que han ayudado al crecimiento sostenido y competitivo de las mipymes y a la atracción de la IED. Estas condiciones han generado una mejora significativa en el ingreso per cápita, en las variables comerciales y una mayor participación dentro de las Cadenas Globales de Producción (CGP). En virtud de estas y otras condiciones, los países latinoamericanos se enfrentan con una región asiática muy competitiva y por lo tanto la diferenciación productiva y los productos de mayor valor agregado, la innovación y la tecnología y la fortaleza empresarial por un lado; y la estructura física, social y económica de los países por el otro, serán claves para sacar el mayor provecho a estos mercados emergentes.

Tercero, el mayor reto de las economías latinoamericanas no sólo está en formar parte del TPP sino en la consolidación de una relación comercial duradera en el tiempo que genere ganancias sostenidas con bienes y servicios latinoamericanos ubicados en la India, la RPC y la ASEAN, actualmente considerados mercados emergentes, muy competitivos a escala mundial y con grandes facilidades para el desarrollo de los negocios. El TPP se convierte en una herramienta clave y de gran valor para aquellos países que no pertenecen a Asia para abrir espacios y encontrar mayores oportunidades en la región más prospera del mundo. Asia-Pacífico es hoy  en día la región con más dinamismo económico y comercial y donde se erigen las economías más emergentes, lo que convierte al TPP en uno de los acuerdos más ambiciosos a escala global.

* Profesor - Investigador. M.Sc. Política Económica y Economía Internacional. Candidato PhD del Instituto de Estudios Sociales, Desarrollo y Ambiente de la Universidad Nacional de Malasia, Sudeste de Asia. Creador y Coordinador del Grupo de Estudios de Asia-Pacífico (http://www.geasiapacifico.org/). Email: [email protected], [email protected]

[1] World Economic Forum (2011-2012), The Global Competitiveness Report 2011-2012, World Economic Forum, Ginebra, Suiza, 2011.

[2] Hyung, Jong, Kim (2008), Regional Integration in Southeast Asia, University of Malaysia Press. 50603, Kuala Lumpur, Malaysia.

[3] Asian Development Bank (2011), Annual Economic Report 2011, Volumen 1, Mandaluyong City, Philippines: Asian Development Bank, 2012.

[4] Banco Mundial (2012), Global Economic Prospects: Managing Growth in a Volatile World, The International Bank for Reconstruction and Development.

[5] Sandi, Vinicio (2012), “Microenterprises Sector and the Access to the Microfinancial Formal System in Malaysia and Costa Rica”, Tesis Doctoral, Documento Borrador, Instituto Estudios Sociales, Desarrollo y Ambiente de la Universidad Nacional de Malasia.

[6] UN COMTRADE (2012), Base estadísitica, Consultado el 17 agosto del 2012 en http://data.un.org/Default.aspx UN COMTRADE. Revisado el.

Add a comment

Enter your details and a comment below, then click Submit Comment. We’ll review and publish the best comments.

required

required

optional