PuentesVolumen 11Número 2 • julio de 2010

Reformas a la ley chilena de propiedad intelectual: el desafío de una regulación equilibrada


Discuss this articleShare your views with other visitors, and read what they have to say

Daniel Álvarez Valenzuela
Marcela Paiva Véliz


El pasado 4 de mayo entró en vigencia en Chile la más importante reforma a la ley de propiedad intelectual de los últimos 40 años. Esta iniciativa del gobierno de Michelle Bachelet tuvo por objeto modernizar la regulación vigente, incorporar diversas obligaciones internacionales e intentar subsanar una deficiencia histórica: contar con una legislación que equilibrara adecuadamente los legítimos intereses de autores, titulares y la ciudadanía en general
.

Hasta esa fecha, la Ley de 1970 y cada una de sus modificaciones posteriores se caracterizaron por considerar únicamente los intereses de los titulares de derechos de autor, estableciendo nuevos derechos para éstos y omitiendo casi por completo los intereses de usuarios y consumidores de obras protegidas. Este enfoque se vio reforzado por los tratados de libre comercio suscritos en los últimos años, que se tradujeron en la necesidad de reformar nuestro sistema en aras de mejorar y reforzar la observancia de los derechos de autor.

De esta forma y por primera vez en la historia, junto con otorgarse mayores herramientas para el combate de la piratería y promover el respeto de los derechos de autor, se contempla un apropiado catálogo de excepciones y limitaciones a estos derechos, que son el objeto de este artículo.

Las reformas fueron diseñadas pensando en la diversidad de actores e intereses involucrados y fueron largamente discutidas en el Congreso Nacional durante más de tres años. La ley recibió importantes apoyos de organizaciones representativas de usuarios y consumidores y fuertes críticas provenientes principalmente de ciertos sectores de creadores y representantes nacionales de industrias creativas internacionales. Sin perjuicio de que estos sectores valoraron la introducción de mejoras en los sistemas de observancia, se manifestaron fuertemente contrarios al fortalecimiento del catálogo de excepciones y limitaciones.

Esta discusión dio origen a una serie de movimientos ciudadanos que manifestaron sus diversas posiciones durante la discusión legislativa, transformando un asunto que solía interesar únicamente a ciertos autores e industrias creativas, en una preocupación ciudadana, cuyas voces se hicieron oír a través de diversos medios, incluyendo plataformas electrónicas como Facebook y Twitter.

Los cambios en resumen

En aras de una protección más eficiente y eficaz de los derechos de autores e industrias creativas, se aumentaron significativamente las sanciones civiles y penales en casos de infracción, se mejoraron los procedimientos judiciales y se estableció un régimen simplificado de indemnizaciones económicas, cumpliendo así un viejo anhelo de titulares de derechos. En similar sentido e implementando la obligación adquirida en el Tratado de Libre Comercio suscrito entre los gobiernos de Chile y Estados Unidos (EE.UU), se incorporó en la ley un régimen de limitación de responsabilidad civil de los prestadores de servicios de Internet. De esta manera se crea un procedimiento judicial simplificado de retiro y bloqueo de contenidos ilegales de Internet que permitirá obtener de forma expedita una orden judicial para aquellos. En este ámbito, el Congreso Nacional rechazó cualquier disposición que no siempre contemplara la intervención de un juez por considerar que se podían afectar gravemente diversas garantías amparadas por la Constitución Política.

Para cumplir con el objetivo de equilibrar la legislación vigente, se establecieron un conjunto de medidas, tradicionalmente denominadas excepciones al derecho de autor, que garantizarán el acceso legal de la ciudadanía a obras protegidas en cada una de las hipótesis contempladas. El nuevo catálogo de excepciones fue elaborado teniendo especialmente presente la abundante experiencia internacional y los principios contenidos en diversos tratados internacionales multilaterales de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) y la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Con esta decisión de políticas públicas, Chile pasará a contar con un listado apropiado de casos en los que no se requerirá de autorización ni pago al titular de los derechos para utilizar legalmente una obra, entre los cuales podemos destacar las siguientes:

- Derecho de cita. Se amplió el alcance de la excepción existente, tradicionalmente limitada a la reproducción de fragmentos en obras culturales, científicas o didácticas, incorporándose como usos autorizados la inclusión de fragmentos breves de obras protegidas, a título de cita, o con fines de crítica, ilustración, enseñanza e investigación;

- Discapacitados. Se incorporó una amplia excepción que permitirá la reproducción, adaptación, distribución o comunicación al público de una obra en beneficio de discapacitados visuales, auditivos o de cualquier otra clase de discapacidad que impida el normal acceso a una obra. Así entonces se subsana una deficiencia histórica de la legislación anterior, constituyendo además un avance significativo en el ejercicio del derecho a la igualdad de este importante segmento de la población nacional;

- Bibliotecas y archivos sin fines de lucro. Se agregaron un conjunto de excepciones que benefician el trabajo de estas entidades fundamentales en la transmisión y conservación del acervo cultural y científico del país. Entre los casos considerados se autorizó: i) la reproducción íntegra de obras que no se encuentren disponibles en el mercado (out of market exception); ii) la reproducción para fines de conservación en caso de pérdida, deterioro o destrucción de una obra original; iii) la reproducción parcial de obras para uso privado de los usuarios de dichas instituciones; iv) la reproducción electrónica para uso en sala; v) la traducción de obras completas para su uso en la biblioteca o archivos; entre otras;

- Fines educacionales: Se autorizó la reproducción y traducción para fines educacionales de pequeños fragmentos de obras de distinta naturaleza para la ilustración de actividades educativas, así como la ejecución y comunicación pública de obras en ese tipo de establecimientos;

- Programas computaciones. Retomando la experiencia internacional y haciéndose cargo de la necesidad de establecer incentivos y facilitar el desarrollo de tecnologías locales, se establecieron excepciones relativas a programas computacionales. La primera de ellas permitirá llevar a cabo actividades de ingeniería inversa para lograr la compatibilidad operativa entre programas o para fines de investigación y desarrollo. La segunda autoriza la adaptación o copia de un programa cuando sea esencial para su uso o respaldo. Por último, se autorizaron las actividades que se realicen sobre un programa computacional con el único propósito de probar, investigar o corregir su funcionamiento o seguridad;

- Copias temporales. Junto con reconocer el derecho de los titulares sobre la reproducción temporal de sus obras, se autorizó expresamente la reproducción provisional cuando ello sea necesario para su transmisión o uso lícito. Así, las múltiples copias temporales de una obra que se deben hacer para transmitir un contenido a través de Internet o de satélite, quedarán cubiertas por esta norma.

- Sátira o parodia: Se protege la sátira o parodia que artísticamente se distinga de la obra, interpretación o caracterización original.

- Uso privado: Se permite la comunicación o ejecución pública de una obra en el núcleo familiar así como su traducción para uso personal.

- Usos administrativos: Incorporando las flexibilidades que contempla el Convenio de Berna, se autoriza la reproducción y comunicación al público una obra para la realización de actuaciones judiciales, administrativas y legislativas.

- Usos justos: Un avance significativo constituyó la inclusión de una excepción amplia que permite realizar usos incidentales de obras protegidas con propósito de crítica, comentario, caricatura, enseñanza, interés académico o investigación. A partir de esta norma, esperamos que se configure un marco de flexibilidades acorde con el avance tecnológico y que marque el camino que debiera seguirse en materia de derecho de autor.

Como se puede apreciar, el resultado obtenido luego de la intensa discusión legislativa es positivo. El Congreso Nacional comprendió, e incluso profundizó en algunos casos, la premisa que tuvo en su momento el gobierno de Chile: el derecho de autor no se construye únicamente con los derechos de creadores y titulares sobre sus obras. Debe considerar también el derecho de acceso y libre utilización de las mismas por parte de la ciudadanía.

Esta concepción dinámica de los derechos de autor posibilita, por ejemplo, que nuevas creaciones artísticas y culturales tengan lugar en incontables oportunidades. Las obras existentes sirven de inspiración o fundamento para el desarrollo de nuevas obras. Mickey Mouse es un ejemplo de ello, así como las técnicas del collage en las artes visuales, match-up y remixes en música, siendo esta una cualidad del proceso creativo humano que resulta fundamental preservar y promover. Asimismo, importantes desarrollos tecnológicos en materia de software son posibles gracias a las autorizaciones de uso y estudio de su código fuente a través de las técnicas de ingeniería inversa, que permiten la mejora y evolución de las soluciones informáticas. Del mismo modo esta concepción permite que usos tan obvios y necesarios como llevar un libro a un formato audible para que pueda ser utilizado por una persona con discapacidad visual, sean posibles de realizar legalmente. Para éstos y otros usos, las excepciones y limitaciones son elementos esenciales. Sin embargo, este sólo es un paso.

Es posible constatar en el ámbito internacional que los niveles de protección de los derechos de autor son cada vez más homogéneos a través de la suscripción de acuerdos internacionales multilaterales, regionales y bilaterales que han diluido las tradicionales diferencias existentes entre las normas de copyright propias del derecho anglosajón y las normas de derecho de autor de raíz europea continental. Así, se han armonizado los plazos de protección y medidas como la limitación de responsabilidad de los prestadores de servicios de Internet, entre otras. Por lo tanto, ahora resulta necesario hacer lo propio con las normas nacionales e internacionales sobre excepciones y limitaciones al derecho de autor, reconociendo el impacto de los sistemas de protección en el ámbito de los derechos humanos.

Normas de usos justos

Hoy en día creemos que es fundamental incorporar – en las legislaciones locales y en los instrumentos internacionales – excepciones más flexibles, como las denominadas excepciones de usos justos, propias del sistema anglosajón, que permiten al juez la determinación de múltiples hipótesis diversas sin necesidad de un catálogo que las detalle.

El proyecto de ley originalmente presentado por el Gobierno de Chile incluyó una excepción de esta naturaleza, que entregaba a un juez la definición de nuevas excepciones, norma que tras un arduo debate y negociación en el Congreso Nacional se transformó en un germen de usos justos en los términos ya descritos. En incontables oportunidades durante la discusión, algunos representantes de titulares de derechos manifestaron una férrea oposición a su incorporación, argumentando que en un sistema de derecho continental como el chileno, una norma de esta naturaleza no era viable y provocaría en la práctica la desprotección de los derechos de sus representados.

Consideramos que es posible y deseable que los países en vías de desarrollo cuenten con excepciones de usos justos. Nuestros sistemas normativos permiten otorgarle esa potestad a un juez, generando un marco regulatorio dinámico que puede evolucionar al ritmo de la sociedad y el cambio tecnológico. Por otro lado, este tipo de normas no son ajenas a nuestro sistema. La obligatoriedad de otorgar una licencia de patente inventiva, que define el juez en base a ciertos criterios, es una muestra de ello. Cabe agregar que Chile, así como otros países, ya ha incorporado en su legislación interna otras disposiciones propias del sistema de copyright sin inconveniente jurídico ni práctico. Finalmente, de una revisión no muy profunda sobre la situación comparada en esta materia, es posible constatar que quienes cuentan con sistemas de excepciones más robustos, incluyendo normas de usos justos, son precisamente los países más desarrollados, situación que no se condice con las necesarias flexibilidades que los países menos aventajados requieren para lograr un desarrollo mínimamente equitativo.

Las excepciones, y principalmente los usos justos, son fundamentales para el aprendizaje, el incentivo del proceso creativo y la evolución de las ciencias y las artes de la humanidad. Esperamos que este paso adelante tras años de trabajo, permita a otros países beneficiarse de nuestra experiencia y mejorar globalmente las fórmulas legales para resguardar los derechos de creadores, titulares y usuarios, de manera equilibrada.

Ex Asesor Legislativo del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes del Gobierno de Chile. Coautor del proyecto de reformas a la Ley de Propiedad Intelectual. Fundador de ONG Derechos Digitales.

Abogada, Ex Asesora Legislativa del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, actual Asesora Legal del Departamento de Propiedad Intelectual de la Dirección de Relaciones Económicas Internacionales del Ministerio de Relaciones Exteriores del Gobierno de Chile.

El texto consolidado de la Ley de Propiedad Intelectual vigente puede consultarse en http://www.leychile.cl/Navegar?idNorma=28933&buscar=17336 y el texto de la Ley N°20.435 que reformó la Ley Nº 19.336 sobre Propiedad Intelectual puede consultarse en http://www.leychile.cl/Navegar?idNorma=1012827&idParte=&idVersion=2010-05-04

2 responses to “Reformas a la ley chilena de propiedad intelectual: el desafío de una regulación equilibrada”

  1. Simenon » Artículo sobre reformas a la Ley de Propiedad Intelectual en Chile

    [...] artículo sobre las recientes reformas a la Ley de Propiedad Intelectual en Chile, el cual ha sido recientemente publicado en la revista Puentes Bimestral, una publicación periódica de información y análisis sobre [...]

  2. Simenon » New chilean copyright law

    [...] publicado originalmente en español en la Revista Puentes del [...]

  3. Anonymous

Add a comment

Enter your details and a comment below, then click Submit Comment. We’ll review and publish the best comments.

required

required

optional