Puentes QuincenalVolumen 4Número 13 • julio de 2007

Fallo de la OMC sobre biotecnología: se estableció un plazo final para el cumplimiento


La Unión Europea (UE), Estados Unidos (EE.UU.), Argentina y Canadá establecieron un plazo final, 21 de noviembre, para dar cumplimiento con lo dispuesto en el fallo sobre proceso de aprobación de la UE para organismos genéticamente modificados (OGM).

El fallo que fue publicado el 29 de septiembre de 2006, estableció que la aplicación de la moratoria por parte de la UE, respecto de la aprobación de nuevos productos biotecnológicos, vulneraba las normas de la OMC.

En síntesis, el Grupo Especial (GE) que entendió en el asunto pidió a la UE que adecuara la moratoria según las disposiciones del Acuerdo sobre Medidas Sanitarias y Fitosanitarias (MSF). El GE no cuestionó el derecho de los países de introducir leyes estrictas sobre bioseguridad, ni el derecho de un Estado miembro de la UE de prohibir un producto biotecnológico. Las Comunidades Europeas (CE) decidieron no apelar.

Documentos obtenidos por la ONG "Amigos de la Tierra" sugieren que los EE.UU. están haciendo presión sobre la UE para que elimine las prohibiciones nacionales sobre la comercialización y la importación de productos biotecnológicos específicos que ya fueron aprobados a nivel europeo, así como para que la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés) acelere el proceso de aprobación de nuevos productos biotecnológicos.

Según fuentes comerciales, el interés de las cuatro partes es encontrar soluciones prácticas para los productos biotecnológicos con potencial económico. Mientras tanto, los gobiernos nacionales de la UE siguen sin encontrar una salida sobre las importaciones de productos biotecnológicos.

Soluciones producto por producto

De acuerdo con los documentos obtenidos por "Amigos de la Tierra", los productos bajo "negociación" representan un interés económico particularmente para los EE.UU. Tales productos incluyen el maíz, el algodón, la remolacha, y las semillas de maíz. Los documentos revelan también que la Comisión Europea (CE) concordó en llamar la atención de la EFSA respecto de los productos biotecnológicos "económicamente importantes". La CE sostuvo que estaba "determinada a eliminar las prohibiciones nacionales".

Durante un discurso que se llevó a cabo el 14 de junio en Bruselas, el Comisario para el comercio de la UE, Peter Mandelson, advirtió que debido a que el mercado global para productos genéticamente modificados (GM) está creciendo, las aplicaciones de sus sistemas de manejo de riesgos, por parte de la UE, serán inspeccionadas con más frecuencia por entidades internacionales. Mandelson advirtió: "si nosotros falláramos en la ejecución de nuestras propias reglas, o las implementáramos de manera inconsistente, […] podríamos [ser] demandados".

Mandelson afirmó también que Europa debe modificar su actitud defensiva respecto del comercio de alimentos y semillas biotecnológicas. El Comisario europeo argumentó que los alimentos GM tuvieron un papel importante en la productividad agrícola en el pasado y serán esenciales para el suministro de alimento y la generación de stock suficiente para la alimentación de una población creciente en el mundo en desarrollo y para adaptar la agricultura al cambio climático.

Peter Mandelson también afirmó que "el aislamiento del comercio internacional en lo que se refiere a los productos agrícolas biotecnológicos que pasaron por estándares confiables en materia de seguridad […] no puede ser una opción factible para la UE…".

Fuentes oficiales afirmaron que el objetivo de las cuatro partes no es aumentar el conflicto. Sin embargo, si Bruselas no cumple con las reglas de la OMC para el 21 de noviembre, EE.UU., Canadá y Argentina deberán decidir que hacer. Las opciones incluyen el establecimiento de un grupo especial para que se cumplan las recomendaciones de OSD o la extensión del plazo de cumplimiento.

Dificultad: UE y productos biotecnológicos

En noticias relacionadas, los gobiernos de los Estados miembros de la UE no lograron acordar, el 25 de junio, respecto de las importaciones de maíz GM. Mientras la EFSA declaró en abril, que ese maíz, conocido como Herculex RV, es seguro para el mercado europeo, algunos gobiernos y grupos de ambientalistas afirmaron que dicho maíz podría ser peligroso para la salud humana y animal. La ONG "Amigos de la Tierra Europa" dijo que "esta es una señal clara de que los Estados miembros de la UE colocaron cuestiones como la seguridad y el medio-ambiente por sobre los intereses comerciales de los EE.UU. y que los intereses de los ciudadanos europeos pueden prevalecer sobre los formidables grupos de presión de las compañías de biotecnología."

Debido a que los gobiernos nacionales no llegaron a un acuerdo, se atrasará la importación de maíz GM. Si los ministros de agricultura de los Estados miembros de la UE no consiguen tomar una decisión dentro de los próximos meses, la Comisión Europea tendrá el derecho de aprobar la importación del maíz GM por un periodo de 10 años.

Traducido y adaptado por ICTSD y CINPE de: "WTO Biotech Ruling: Deadline set for Compliance ", Bridges Trade BioRes, Vol. 7, Number 13, 6 July 2007.